domingo, 8 de agosto de 2010

La pachamanca huantina, en concurso Historias de Tiempo...

Hablar de la pachamanca huantina, es hablar de nuestro querido paisano Hugo Crespo, quien a puesto a este tradicional potaje en el paladar del mundo, este reconocido huantino registró un récord de Guinnes al preparar la Pachamanca más grande del mundo, con 2,046 platos y en un sólo horno, un 08 de diciembre de 1999, en el Campo de Marte (Lima). Y hace poco también nos estuvo deleitando los paladares a los huantinos en el Cortaárbol Huantino, organizado por el Club Social Huanta.
Hoy muchos amigos y familiares de Hugo Crespo, están realizando una campaña para participar en el concurso Historias de Tiempo (Por amor a la Pachamanca), convocado por el banco Interbank, a través de la web, con el apoyo de tu voto ayudaremos a posicionar nuestro plato de bandera en la gastronomía nacional y mundial. Amigos voten en el siguiente Link:

http://www.historiasdetiempo.com/Concurso/DetalleHistoria.aspx?id=118

Por amor a la pachamanca
(escrito por el hijo de Hugo Crespo)

Esta es la historia de mi padre Hugo Crespo Sánchez, una persona muy especial a quien admiro mucho, por ser muy emprendedor y perseverante.
El es natural de Huanta – Ayacucho, vino a Lima muy joven en el 1970, a buscar otras oportunidades, muy a pesar que en Ayacucho, mi abuelo contaba con una Hacienda donde destilaban aguardiente y elaboraban vinos, motivos de fuerza mayor lo obligaron viajar a la capital.
Empezó como canillita con un puesto de periódicos en la Residencial San Felipe, se levantaba muy temprano a repartir sus periódicos y por la tarde trabajaba en un restaurante en San Felipe como lavador de platos, al propietario del restaurante no le fue muy bien, porque restaurante atravesó situaciones difíciles, así lo puso en venta, el dueño le ofreció traspasarlo a mi papá, él no dudo y aceptó el reto de tomar el negocio. Tuvo que dejar el puesto de periódicos, lo vendió, con ese dinero pudo reflotar el restaurante, con mucho esfuerzo logró sacar adelante el negocio.
Según nos cuenta en Ayacucho, mi abuelo prepara pachamancas en la hacienda, ya sea para los cumpleaños, almuerzos, desde muy pequeño mi papá aprendió las técnicas de preparación de este potaje, teniendo el restaurante se le presentó la oportunidad de preparar pachamancas en Lima, comenzó a preparar 20 pachamancas, después poco a poco aumentaba las cantidades, hasta llegar a preparar 800 pachamancas y así se hizo conocido como el experto en pachamancas, en el 1998 tuvo una entrevista en RPP, con Raúl Vargas, durante la entrevista hubo una llamada donde una persona le dio la idea de hacer un Record Guinness con la pachamanca, al principio mi papá dijo por qué no?, así que le puso interés en el tema, se contactó con los organizadores de los Guinness World Records, ubicados en Londres, ellos les enviaron unos requisitos para poder realizar el Record, si en caso ingresaba al Libro no iba a ganar ningún premio monetario solo el certificado y el ingreso al Libro nada más, pero él tuvo las ganas de realizarlo por amor a la Pachamanca, ya que le traía buenos recuerdos de su infancia y también porque fue su fuente de trabajo cuando obtuvo el restaurante.
Un 8 de diciembre del 1999, mi padre realizó en el Campo de Marte “La Pachamanca más grande del mundo”, con 2046 porciones de Pachamanca en un solo horno, fue una locura porque invirtió mucho dinero, pero fue algo que quiso hacerlo a pesar que mi mamá se oponía, y otros familiares también, pero al final toda mi familia, amigos pusieron su granito de arena ese día, tuvo una cobertura total por parte de la prensa, después de eso envió todas las fotos, videos, certificación de un notario, y certificado de salubridad, constancias que sirvieron para que más adelante obtuviera el Record Guinness. A pesar que se descapitalizó con el Record, después se hizo más conocido, tuvo más clientes, empresas que deseaban que se les preparaban 900, hasta 1200 pachamancas, nunca imagino que con ese logro pudo obtener un prestigio, así como una manera de agradecimiento a la Pachamanca, hizo los trámites ante Instituto Nacional de Cultura para que la Pachamanca sea considerada como Patrimonio Cultural de la Nación, así que un 8 de Julio del 2004, el INC le dio la certificación como se debe a esta plato ancestral.
En el 2006, PromPerú lo invitó a participar en el libro Perú Mucho Gusto. Actualmente el restaurante continúa en el mismo sitio, el año pasado cumplió 40 años, donde mi padre difunde la gastronomía andina con la Pachamanca. El ama a la Pachamanca, cada vez que prepara le pone mucho cariño y dedicación, el está muy agradecido con la Pachamanca, porque le dio de comer, el dio trabajo cuando lo necesitaba y además por la conexión que existe entre la madre tierra y el hombre, gracias a la Pachamanca, el ha podido ser reconocido y sobresalir.
Ha sacado adelante el negocio, gracias a la Pachamanca, mi papá pago mis estudios y los de mis hermanos, a veces pienso que hubiese pasado si mi padre no hubiese sido empeñoso y emprendedor tal vez no estaría contando su historia, la cual quiero compartir con ustedes, porque no se conformó con lo que tenía sino que buscó nuevas oportunidades, y para mí es un gran ejemplo, que de la nada, uno puede sobresalir con mucha fe y sobretodo humildad, ahora yo le ayudo en el restaurante, y también transmitimos a cada comensal que hay que tener un respeto a la Pachamanca y a la madre tierra por las bondades que nos da cada día con los insumos que comemos diariamente.

1 comentario:

José Luis Chirinos Huyhua dijo...

Buenas noches, tienen por si acaso el contacto del señor Hugo Crespo? Somo del programa Caminantes, de Radio Libertad